” Y un día entendí que aunque yo no siempre sepa a donde voy, mi alma tiene claro el camino, y  me apasiona escucharla porque mis pasos siguen su melodía y su compás “